ALIMENTACIÓN Y ACTIVIDAD FISICA…PILARES DE UNA VIDA SALUDABLE

Según un informe publicado en una consulta mixta de expertos de OMS/FAO del año 2003 (Organización Mundial de la Salud/ Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) se afirma que la carga de enfermedades crónicas está aumentando rápidamente en todo el mundo. Se ha calculado que, en 2001, las enfermedades crónicas causaron aproximadamente un 60% del total de las defunciones notificadas en el mundo y un 46% de la carga mundial de morbilidad.

Casi la mitad del total de muertes por enfermedades crónicas son atribuibles a las enfermedades cardiovasculares; la obesidad y la diabetes también están mostrando tendencias preocupantes, no sólo porque afectan ya a una gran parte de la población sino también porque han comenzado a aparecer en etapas más tempranas de la vida, incluso se ha apreciado la tendencia a un aumento en la prevalencia de la obesidad en la edad infantil.

Se ha previsto que para 2020 las enfermedades crónicas representarán casi las ¾  partes del total de defunciones, y el 71% de las defunciones por cardiopatía isquémica, el 75% de las defunciones por accidentes cerebrovasculares y el 70% de las defunciones por diabetes ocurrirán en los países en desarrollo.

 El número de personas con diabetes en el mundo en desarrollo se multiplicará por más de 2,5 y pasará de 84 millones en 1995 a 228 millones en 2025.

En cuanto al sobrepeso y la obesidad, no sólo la prevalencia actual ha alcanzado niveles sin precedentes, sino que la tasa de aumento anual es sustancial en la mayoría de las regiones en desarrollo. Las implicaciones de estos sucesos para la salud pública son terribles y ya están resultando evidentes.

Las enfermedades crónicas son enfermedades prevenibles. Si bien pueden ser necesarias más investigaciones básicas sobre algunos aspectos de los mecanismos que relacionan la dieta y la salud.

Además del tratamiento médico apropiado para los ya afectados, se considera que el enfoque de salud pública de la prevención primaria es la acción más económica, asequible y sostenible para hacer frente a la epidemia de enfermedades crónicas en todo el mundo.

Es importante conocer bien estos factores de riesgo para prevenir las enfermedades crónicas y ponerles fin:

Los elementos modificables son de gran importancia como los hábitos alimentarios y el nivel de actividad física;  son ellos la base de la prevención contra las enfermedades crónicas que azotan hoy en día a todos los continentes sin distinción

Mientras que la edad, el sexo y la vulnerabilidad genética son elementos no modificables, gran parte de los riesgos asociados a la edad y el sexo pueden ser aminorados, como por ejemplo los factores conductuales (régimen alimentario, inactividad física, consumo de tabaco y consumo de alcohol) o factores biológicos controlables  (dislipidemia, hipertensión, sobrepeso e hiperinsulinemia).

 Es conocido que  la dieta tiene una importancia trascendente como factor de riesgo de enfermedades crónicas. Es evidente que desde mediados del siglo XX el mundo ha sufrido grandes cambios que han repercutido enormemente en el régimen alimentario, primero en las regiones industriales y, más recientemente, en los países en desarrollo.

 Las dietas tradicionales, que estaban basadas en gran parte en alimentos de origen vegetal, (fruta, verdura, legumbre,..)  Han sido reemplazadas rápidamente por dietas con un alto contenido de grasa tipo saturada, muy energético principalmente por alimentos de origen animal.

 Observamos en la tabla de abajo, la diferencia en el consumo de los alimentos de origen vegetal en un periodo de tiempo corto 1964-2009.

grafico1Fuente: Libro Blanco de la Nutrición en España. Fundación Española de la Nutrición. 2013

La inactividad física, recientemente reconocida como un factor clave perjudicial para la salud, es el resultado de un cambio progresivo hacia modos de vida más sedentarios. Y lo crucial es el aumento del sedentarismo en la etapa temprana de la vida en el periodo infantil.

Si hace menos de 25 años, encontrar un niño con sobrepeso u obeso era excepcional, hoy en día se observa un gran aumento de estos casos el periodo infantil. Esto es debido al aumento de los hábitos que se basan en una inactividad física tal como el utilizo generalizado en edades cada vez más tempranas de los videojuegos, ordenadores, Tablet y dispositivos móviles y televisión frente a los juegos infantiles tradicionales que se basaban en correr, saltar, con gran actividad física; además del aumento de la ingesta de productos procesados, y bollería industrial.

La combinación de estos y otros factores de riesgo, en la vida adulta  como el consumo de tabaco, tiene probablemente un efecto acumulativo, o incluso multiplicador, que puede acelerar la propagación de la epidemia de enfermedades crónicas en los países en desarrollo.

La necesidad de una acción encaminada a fortalecer las medidas preventivas y de control para contener la propagación de esa epidemia es ahora ampliamente reconocida por muchos países, afortunadamente se está asignando una prioridad cada vez mayor a los esfuerzos tendentes a contener el aumento de las enfermedades crónicas.

La promoción de la salud y las estrategias de control y prevención de las enfermedades crónicas, así como otras medidas relacionadas como la promoción del envejecimiento sano y el control del tabaco va ganando terreno y mayor importancia.

En España el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad lanzó en 2012 un plan para prevenir lo antes mencionado mediante  el“PLAN CUIDATE + 2012” incluyendo la estrategia NAOS (Nutrición, y Actividad física contra la Obesidad) y promocionando una nueva pirámide de alimentación. Gráficamente y a través de sencillos consejos se dan pautas sobre la frecuencia de consumo de los distintos alimentos que deben formar parte de una alimentación saludable  y la práctica de actividad física combinándolas por vez primera en un mismo gráfico.

grafico2

FUENTE: Programa NAOS – Ministerio de  Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

La base de la pirámide consiste en la actividad diaria:

La ingesta de agua es crucial y fundamental para una buena nutrición, se debe  beber aproximadamente 2L de agua saludable al día. Mejora el funcionamiento orgánico y celular, combate contra el envejecimiento además de otras funciones que ya se comentaron anteriormente en éste blog.

La alimentación diaria debe ser basada en el grano, los cereales preferiblemente integrales, frutas, y hortalizas, aceite de oliva, cantidades pequeñas de frutos secos y  productos lácteos semidescremados.  Acompañados de mínimo 30 minutos de alguna actividad física moderada como caminar, pasear, subir escaleras, montar en bici.  Para los niños de forma diaria jugar, saltar, los columpios, saltar a la comba correr…

El siguiente escalón consiste en:

Entre 3-4 veces a la semana, pescado blanco y azul antes que el pollo. Fundamentales las Legumbres variadas y  huevos.

Entre 1-2 veces a la semana: la carne roja, los embutidos, y los quesos grasos.

Acompañados de actividad física más intensa 2-3 veces a la semana danza, futbol, tenis, natación que requieren un esfuerzo físico y gasto energético mayor.

En el último escalón:

Se observa en la alimentación los dulces, los azucares refinados que se utilizan en la repostería se aconseja su consumo de forma OCASIONAL.

Y la actividad que se debe realizar de forma ocasional son aquellas prevalentemente sedentarias tal como sentarse a ver la tele por largos periodos de tiempo.

Y para insistir en la actividad física os invito a contemplar la siguiente pirámide que es exclusiva del ejercicio físico sobre todo para la etapa infantil:

grafico3

Puede que estos cambios de hábitos resulten inicialmente difíciles (pero no imposibles), por esta razón os invito a ponerle un poco de empeño, día a día. Una frase mía que repito hasta la saciedad a mis pacientes es la siguiente: “La salud es como un plan de inversiones… Cuanto más te cuides ahora, mejor estarás el día de mañana”

 Para terminar, invito a todos los escépticos, incluso compañeros de profesión, a confiar más en la fuerza de voluntad que puedan tener las personas para conseguir estos pequeños cambios en el estilo de vida de cada uno, consiguiendo grandes cambios en el futuro.

 Se acabó el paternalismo en la relación médico-paciente. La clave está en ayudar a asumir la responsabilidad del cuidado propio en la población tanto a nivel comunitario como individual, mediante el seguimiento estrecho, y  a través de  talleres activos e interactivos que se pueden impartir tanto en los propios centros de salud como en otros espacios;  explicando los riesgos y hablando de los beneficios del buen cuidado (con  ideas, consejos, etc).

De esta forma se consigue impactar más  en los pacientes que estando sentado detrás de una mesa de ambulatorio o recetando antihipertensivos, antidiabéticos y antilipemiantes….

 Termino con éstas dos frases que me encantan, del libro de “Los  88 peldaños del éxito” (libro que os invito a leer)

“La diferencia entre los que cambian el mundo y los que no, no son las ganas ni las ideas sino las acciones”.

“El mundo es un puzle, y tú el dueño de una pieza. No puedes cambiar el puzle, pero si puedes mejorar tu pieza.”

Compartir
Share

Comment List

  • Sonia 01 / 04 / 2015 Reply

    Que bueno, muchas gracias por aportarnos, y hacernos pensar y hacer balance de que pequeñas cosas podemos cambiar que nos beneficiará a lo grande.

    ¿Me puedo suscribir de alguna forma para que me lleguen las novedades?

    • Dra. Sara H. Sanchez 01 / 04 / 2015 Reply

      Muchas Gracias Sonia, me alegro que te haya gustado!
      Tengo en mente publicar un articulo semanal, sobre temas de gran interés social para motivar y animar a la gente a que tome el control de su propia salud.
      Si te interesa suscribirte, puedes utilizar el formulario que está colgado a la derecha en el blog.
      Y no te olvides que puedes compartir en las redes sociales los artículos que más te interesan.

  • Pingback: livingsmart.es | “THE BLUE ZONES” ¿Piensas Preparar la fiesta de tus 101 cumpleaños? Descubriendo el secreto de la longevidad — Parte 1

Deja un comentario