¿Cuánto azúcar toman nuestros niños al día?

Las prisas, se han convertido en el mayor enemigo de las familias españolas y en todo el mundo. Y sin contar con la poca conciliación familiar que fomenta que las familias vivan su día a día corriendo de un lado a otro, con estrés, y al límite siempre.

¿Quién le presta atención a lo que comemos? ¿Qué comen nuestros niños? ¿Cuánta cantidad de azúcar toman nuestros “peques” de forma diaria?

El día comienza con un desayuno, rápido, con prisa, donde los protagonistas son las galletas, magdalenas o bollos industriales, un bol de cereales industriales, sin prestar atención a la cantidad de azúcar que contiene cada producto. Últimamente en mi consulta observo una tendencia a no desayunar… Niños que se van al colegio sin nada en el estómago hasta las 11:30 que sale al recreo! Al preguntarle a la madre sobre éste hecho me responde: “Es que el niño no quiere!” A la vista está la autoridad de un adulto frente a la de un niño!  Pero bueno, éste tema lo tocaré en otro artículo.

Después de esto los padres preparan la mochila del recreo, algo rico para que lo coma porque si no vuelve la mochila llena… Por lo que tiene que ser sabroso, dulce, y goloso otro bollo industrial, o el sándwich con zumo envasado que pone “sin azúcar añadido”. Etiquetas de ese tipo pueden  confundirnos,  ya que,  si leemos atentamente la composición del producto comprobaremos, en muchos casos, que no necesariamente se trata de productos con un bajo nivel de azucares!

Hora de merendar: que nunca falte una lata de bebida carbonatada, batidos, algún bollo industrial para la merienda.

Y para cenar cuantas veces se opta por una pizza industrial del supermercado(en lugar de hacerla en casa), o salchichas, nuggets o hamburguesas y (como no) sus salsas. Todos productos procesados que nos permitan solucionar rápidamente la papeleta de la cena (y que los niños coman sin rechistar).

Como podeis ver, la prisa es el enemigo número uno… Nadie se fija en la cantidad de azúcar que estamos sumando gratuitamente a la dieta de los más pequeños, contribuyendo a una alimentación precaria, deficiente de tantos micronutrientes esenciales por la carencia de la frutas y la verduras. Todo esto pone en serio riesgo su salud.

En mi consulta no solo observo la aparición de caries a edades muy tempranas, sino también el aumento drástico de la obesidad en la infancia: pequeños de 3-4 años con obesidad… Se me pone la piel de gallina al pensar que, si no ponemos remedio, la cantidad de enfermedades derivadas de la obesidad infantil  -según la comunidad científica- darán origen a la primera generación de jóvenes con una esperanza de vida menor que sus padres a causa de los malos hábitos alimentarios.

Estas malas costumbres alimentarias, que, aunque sin querer, estamos inculcando a los niños, estamos poniendo seriamente en riesgo su salud.

La obesidad es una enfermedad muy dañina y más allá del aumento de peso y de la cantidad de grasa en el cuerpo, conlleva consecuencias menos evidentes a la vista pero muy peligrosas para la salud. Reciente estudio publicado en “The American Heart Association” ha demostrado que estos azúcares añadidos a nuestra alimentación aumentan las posibilidades de sufrir enfermedades cardiopatías, hipertensión, diabetes, y cáncer que reducirán drasticamente la esperanza de vida.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó una directriz mundial para reducir la ingesta de “azúcares libres” en 2015.

Y ahora… ¿Qué pueden hacer las familias para evitar el consumo excesivo de azúcar?

  • En primer lugar, parar… parar un poco y pensar.  Aprender a leer correctamente las etiquetas  es esencial para saber que es lo que contiene cada producto antes de comprarlo. Es muy importante saber realmente qué comemos y, más a´aún, lo que comen nuestros pequeños.
  • Otra solución que recomendamos los medicos y los nutricionistas es realizar nuestras compras en los mercados tradicionales e incluso buscar los establecimientos ecológicos, frente a las compras masivas en una grande superficie.Personalmente recomiendo la vuelta a lo tradicional, a los productos locales, a lo de antes, lo que era costumbre para nuestros abuelos. ¡Sabia costumbre!
  • Y como no, llenar nuestras cestas de la compra de fruta y verdura a diario. Una dieta equilibrada con más verduras a la que añadiendo pasta, legumbres y arroz aportaremos el azúcar de lenta absorción que garantizará el aporte de energía necesario para los niños. Trataremos de optar por comer frutas en lugar de consumir zumos envasados. Es mucho mejor tomar la fruta a mordiscos que en un zumo exprimido ya que contribuye a cuidar de la salud bucal de nuestros pequeños.
  • Quiero mencionar con especial detenimiento las frutas cítricas, ya que contiene una gran cantidad de antioxidantes, llamadas Flavononas. Estos antioxidantes se encuentran en las naranjas, limas y limones  ayudan a bajar el estrés oxidativo en el cuerpo, y protegen contra los daños en el hígado, además de bajar los niveles de lípidos y glucosa en la sangre.

En LIVINGSMART tenemos un compromiso: concienciar acerca de la importancia de generar hábitos saludables en el entorno familiar, para que los más pequeños de la casa puedan adquirirlos de forma natural.

Conocemos los efectos nocivos que puede tener el exceso de azúcar en la salud de cada miembro de la familia y creemos en la importancia de transmitir esta información.

Esperamos que este articulo os haya gustado , que os haya ayudado a querer conocer más en profundidad los beneficios de los buen hábitos y como desarrollarlos en familia.

Os invitamos, en caso de que tengaís alguna duda o pregunta, a contactar con nosotros enviando un mensaje a la página LIVINGSMART.ES ( o a nuestra FANPAGE en FACEBOOK) y os contestaremos en la mayor brevedad posible.

Compartir
Share

Comment List

  • Ana 13 / 11 / 2016 Reply

    El consejo de pararse a pensar me parece muy importante, si nos dejamos llevar por la publicidad y los grandes supermercados seguiremos viendo el incremento de las enfemedades que conlleva el consumo de la “comida industrializada” que poco le queda ya de comida.
    Gracias por el artíc.ulo

    • Dra. Sara H. Sanchez 13 / 11 / 2016 Reply

      Muchas gracias Ana por tu comentario, y aportación! Nuestro objetivo es concienciar a las personas sobre la importancia de una buena alimentación. Como ya dijo Hipócrates: “Haz de tu alimento, tu mejor medicina”. Para más información estaremos encantados de estar a tu disposición.
      Próximamente, habrá nuevos artículos enfocados a la importancia de una base de alimentación saludable desde la gestación en la vida de un niño, hasta llegar a adulto,

Deja un comentario